martes, 18 de diciembre de 2007

SITUACION E INFORMACIÓN GENERAL

Esta localidad verata se asienta en una llanura. En su término abundan los olivos y las “manchas” de bosque mediterráneo, combinados con praderas y la dehesa. Se la reconoce por la blancura de su caserío y por lo vivos colores que la hacen destacar sobre los otros pueblos de la comarca. El curso de agua más sobresaliente es el río Tiétar, principal colector de toda la comarca de La Vera.
Próxima a la villa se encuentra la dehesa Boyal, en donde se hallan los restos romanos; entre ellos un “ara” votiva del siglo II que actualmente puede contemplarse empotrada en el muro de la iglesia del pueblo, y que todo el mundo conoce como “Muerte Pelona”.
El clima es de tipo mediterráneo subtropical. La temperatura media anual es de 16,2º C. Los inviernos suelen ser suaves, con una temperatura media de 8º C; el verano es seco y caluroso, con una temperatura media estacional de 25,8º C. La precipitación media anual es de 1034 mm, siendo la estación más lluviosa el invierno y la más seca el verano.
La formación vegetal autóctona es mixta, con un bosque representado por la
encina, el roble y el alcornoque principalmente, junto a otras especies que
componen el matorral, como la jara, el cantueso, etc.